• COMPARTIR  

Comuniones civiles.

No cabe duda de que la comunión religiosa está más que instalada en nuestra sociedad. De hecho, no podemos negar que hasta el nombre define, de una manera clara, la ocasión de tomar por primera vez uno de los sacramentos sagrados para la iglesia católica. Pero, ¿qué pasa si no somos religiosos?


Hace unos días, el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria aprobaba en Pleno modificar su normativa municipal para atender la petición de una familia que deseaba celebrar lo que se ha denominado como Comunión Civil o Comunión Laica.


La verdad es que a ciertas edades, como la que tienen nuestros hijos cuando llega la hora de hacer la Primera Comunión, resulta muy difícil explicarles por qué ellos no van a tener su ceremonia y su traje especial, como tantos de sus compañeros y compañeras. Este hecho ‘obligaba’ a muchos padres a optar por celebrar el acto religioso casi en contra de sus principios.


Sin embargo, existen otras alternativas a una ceremonia que, no corre peligro, pero que puede coexistir con otras celebraciones de carácter no religioso.


Al margen de esas comuniones civiles que empiezan a proliferar, muchos padres han optado por celebrar lo que se han ‘bautizado’ con variados nombres: fiesta laica, fiesta de la adolescencia, fiesta de la primavera… El fin es el mismo en cualquiera de los casos, hacer que el niño o la niña pueda tener su propia fiesta, a la vez que sus compañeros hacen la Primera Comunión.

Para organizarla basta con seguir, casi los mismos pasos que tendrías que llevar a cabo para organizar el acto religioso, aunque evidentemente la parte de la ceremonia en la iglesia queda descartada.

  • Lo primero que debes hacer es estimar el número de invitados que acompañarán a tu hijo en esta ocasión.
  • Decide qué tipo de celebración vais a disfrutar y, en la medida de lo posible, cuenta con la opinión de tus hijos. Organizar los actos en familia puede ser muy divertido.
  • Casa, campo, jardín, comunión civil en el Ayuntamiento, playa, parque temático… las apuestas pueden ser tan variadas como desees. Imaginación al poder.
  • Ajusta la celebración a tu presupuesto.
  • Avisa a tus invitados del tipo de ceremonia y comunícales si deben ir vestidos de alguna manera especial.
  • Elige el traje que lucirá el homenajeado y cómo vestiréis el resto de la familia y no olvides de que el protagonista ha de ser tu hijo o tu hija.
  • Restaurante, catering, buffet, comida campestre, pic-nic… hay que pensar en el ágape.
  • Las invitaciones puedes encargarlas a una imprenta o hacerlas en casa, como trabajo manual con toda la familia, o eligiendo una plantilla de uno de los muchos sites de internet que te ofrecen incluso diseños gratuitos.
  • Fotógrafo familiar o fotógrafo profesional. Elijas lo que elijas, por supuesto no olvides incluir las instantáneas de la fiesta para el álbum familiar.
  • Por último, no olvides que lo más importante este día tan especial, elijas Comunión o Ceremonia Civil, es que tu retoño sea el centro de atención y esté acompañado por amigos y familiares.
bautinion.com TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Text dialog

ACEPTAR
Al navegar por nuestra web, acepta nuesta política de cookies. [Aceptar]